16 dic. 2008

Lagunas altoandinas de Jimbe

Haciendo click en los íconos se obtiene más información de lagunas y canales de Cáceres del Perú. También se puede ver en página entera.

Ver mapa más grande y detallado

Las lagunas altoandinas de Jimbe son más de 15. Todas se ubican encima de los 4300 msnm. Forman tres sistemas claramente definidos: 1) Sistema del canal Huiru Cátac formado por las lagunas Hatun Huirí, Tocanca, Capado y Coñocranra, 2) Sistema de Huampucayán formado por tres lagunas, 3) Sistema Mátar, formado por Mamancocha, Chopincocha y Quepancocha; en este sistema se ubica Mellizococha, Pintadacocha, Carhuacocha y Tsaquicocha.

Coñocranra. Es la laguna más occidental del sistema del Canal Huiru Cátac. Está ubicada a más de 4300 msnm. Tiene aprox, 120x350 m. En la laguna de Coñocranra persiste un embalse preinca, construido con grandes rocas. Utilizaron como argamasa un fango con propiedades físicas apropiadas para proveer impermeabilidad y flexibilidad a la estructura, y resistencia a las temperaturas extremas, semejante a junturas de látex. De este embalse sale un canal de unos 60 cm de altura por 80 cm de ancho, el cual se une al canal Huiru Cátac. En sus aguas crecen algas verdes y pardas; y el cushuro (algas ovoides conformadas por un gel recubierto por una membrana, son comestibles). La profundidad máxima es de 3 metros. La población de truchas, variedad arco iris, no sobrepasa los 20 cm, dada la escasez de nutrientes, por lo cual, cuando el caudal del desaguadero aumenta, abandonan la laguna y bajan por el río Carhuamarca hasta niveles cercanos a la ciudad de Jimbe; aquí adquieren mayor peso y tamaño, proveyendo pesca estacional a los aficionados. En los alrededores se puede avistar venados en estado libre. Las lagunas de esta zona forman parte del territorio de la Comunidad de Carhuamarca.

Capado. Ubicada a 4400 msnm, por encima el nivel de la laguna Coñocranra, se la encuentra al borde de la carretera de mantenimiento de la red hidroeléctrica, tiene unos 100 x 300 m.

Tocanca. Ubicada a unos 500 m de Capado, y 80 m más alta, se encuentra muy cerca del Paso de Tocanca (4665), punto más alto de la carretera, antes de pasar al Callejón de Huaylas.

Huiri. (Atun wiri) Es la laguna de mayores dimensiones del distrito (1000 x 400 m). En 1998, hubo un proyecto para su represamiento, promovido por la Junta de Usuarios de Nepeña. En 2007, en el Presupuesto Participativo Regional de Ancash, se incluyó un proyecto integrado en el que se incluyen las lagunas de Huirí, Tocanca, Capado y Coñocranra, unidas por un canal colector (símil del canal preinca Huiru Cátac). Su desaguadero emboca a la quebrada Carhuamarca, que a ese nivel recibe el nombre de río Tocanca. El área donde convergen los ríos Tocanca, Huiri y Coñocranra recibe el nombre de Tinco, que en idioma quechua significa "unión de ríos". Esta área es una altiplanicie con ricos pastos, ideal para la crianza de auquénidos. En efecto, la Comunidad de Carhuamarca mantuvo un tiempo un hato de 300 alpacas; de esas quedan muy pocas hoy día.

Ichik huiri. De esta laguna nace el canal más largo del distrito, de 14 km, el cual irriga las chacras de Taullishpampa. Este canal ha sido construido a base de trabajo comunal.

Otras dos lagunillas más, Soccos y Mata-mata están ubicadas a menor altitud, sobre el cerro Torre.

Huampucayán. Sus aguas son aprovechadas por las comunidades de Peras y Mucharán, ubicadas inmediatamente en el decurso del río que nace en esta laguna. A la vez esta laguna recibe afluentes de otras 3 o 4 lagunillas ubicadas en un nivel superior a ésta. La laguna Huampucayán ha sido recientemente embalsada por estas comunidades, gracias a un proyecto de Foncodes y a la gestión de la comuna.

Sistema Mátar

Mamancocha. Es la laguna de mayor dimensión del sistema de lagunas Mátar, con 800x300 m. Mamancocha significa "laguna madre". Los agricultores de la zona le han construido un dique de 12 m de altura. Un proyecto de la comuna distrital prevé impermeabilizarla con membrana sintética. En 2007 los usuarios inmediatos de las aguas de esta laguna subieron en turnos a realizar refacciones, reforzando su muro de contención. En el interior de la laguna subyace el dique peinca original, el cual se hace visible en los meses de noviembre y diciembre, cuando las aguas descienden a su mínimo nivel. Lo mismo que las otras lagunas altoandinas, sirve de paso para aves migratorias etre las cuales destacan unas de cuerpo blanco y alas rojas, colores semejantes a los de la bandera peruana. La escasa población de truchas atrae de todos modos a lo pescadores locales; dada la escasez de nutrientes el tamaño máximo de los individuos es de 20 cm.

Quepancocha. Significa "laguna posterior", aunque en realidad es la primera de tres lagunas, que se encuentran distribuidas a lo largo de este cañón altoandino. Su muro ha sido construido por los pobladores de los caseríos aledaños de Huashcayán, Cochapetí, Tara, Cólcap y Chingá.

Chopincocha. Significa "laguna de en medio", tiene un muro artificial.

Pintadaccha. Debe su nombre a que sus aguas cambian de coloración según la hora del día en que se le observe.

Mellizococha. Son dos espejos unidos por un túnel dentro de la roca; de allí su nombre "lagunas mellizas".

Carhuacocha. Es una pequeña represa de 20x50 m ubicada a 4200 msnm encima de los terrenos de la Comunidad de Aliso-Mucharán. Su dique de contención tiene 2,5 m de altura y es de construcción preinca.

Tsaquicocha. Actualmente hay en este lugar una gran pampa, producto de la colmatación de una antigua laguna. De ahí su nombre en quechua "tsaqui-cocha" o laguna seca. Los hombres que explotaron la cercana mina Juana Rosa proyectaban emplearla como campo de aterrizaje. Un remanente de la laguna, con un espejo de 30 m de diámetro, se encuentra a unos cien metros de la pampa mayor.

Canal de Huiru Cátac. Parte del sistema de lagunas altoandinas es el Canal de Huiru Cátac. Este canal de piedra representa una formidable obra de los antiguos pobladores jimbeños. Estuvo concebido para trasladar el agua hacia el oeste, en dirección del Valle de Lacramarca. Se ignora si llegó a funcionar; posteriores estudios darán luz al repecto. El canal nacía, al parecer, en la laguna Huirí, y recibía aguas tributarias de las lagunas de Tocanca y Capado. Recorre terreno cordillerano a través de 35 km hasta el cerro Corona, en las inmediaciones de Aguaquita, donde bien podría haber desaguado hacia la quebrada de Tinya y continuar su recorrido hacia zonas más costeras. Pero, lo más probable acerca de su finalidad es que se había construido con el fin de alimentar los ricos terrenos sobre Rayán y Lampanín, apoyándose en reservorios a lo largo del trayecto. La línea del canal está visible a simple vista. Mención aparte merecen un tramo de 60 m en el cerro Huiru Cátac, en el que se ha levantado un muro de unos cinco metros, con piedra pizarra; sobre este muro pasa el canal; con el evidente propósito de mantener el nivel de la corriente. Cuando en 1964 se construía la carretera de mantenimiento de la red hidroléctrica, este muro fue cortado a máquina para hacer pasar la vía; tal herida arqueológica queda a la vista del visitante como fiel testigo de la pujanza de nuestros antepasados. Unos metros cerca de allí también hay otro tramo donde el canal pasa sobre un mjuro. En la década del 70, un ingeniero de apellido Villafana realizó estudios, escribió un libro y recopiló material fílmico promoviendo un proyecto hidráulico que aprovechara la línea del canal.

Creación de nuevas lagunas

Hay varias quebradas aptas para la creación de nuevas lagunas altoandinas. Es obvio que si no hemos sabido embalsar las actuales, cómo pretenderíamos abrir nuevas. Pero la escasez de agua que se nos avecina, nos da la certeza de que muy pronto algo grande va a ocurrir allá arriba, donde se recogen las aguas que proveen la vida a los valles subyacentes. Cuando el visitante pasa por aquellos parajes silenciosos, de inmediato le asalta la idea de hacer allí un nuevo embalse. Las quebradas que el autor de este blog ha visitado y que son aparentes para crear nuevas lagunas son las siguientes (ver mapa):
Cushuro. Esta quebrada está ubicada a 800 m de la laguna Tocanca, al borde de la carretera de mantenimiento de las líneas de alta tensión. Si se le construye un dique rústico de 4 m de altura podría lograrse un espejo de agua de 80 x 350 m, que sobrepasan los 100 000 m3.
Mátar. En la misma quebrada en que ya existen tres lagunas artificiales pueden hacerse nuevos embalses, aunque más pequeños. Hay al menos dos espacios disponibles para crear nuevos espejos de aprox 60 x 100 m. Las tres lagunas preexistentes conforman el sistema Mátar. Creemos que la misma pujanza de los primeros constructores hará posible la creación de nuevos espejos. De hecho, las comunidades beneficiarias, apostadas en las zonas subyacentes a las lagunas, han venido haciendo obras de mejoramiento durante estos últimos tiempos. Es impresionante la adversidad que ellos han tenido que enfrentar (¡y no haber podido estar allí para documentarlo!): ellos han tenido que transportar arena y cemento a lomo de burro a gran distancia y cuesta arriba a través de un camino escabroso; luego han tenido que realizar sus faenas manipulando agua helada a campo abierto y sin equipo protector; luego han tenido que pernoctar en un lecho duro durante las heladas noches de la puna; y para colmo de adversidad, sin el apoyo del Estado, maniatado por sus propios requisitos burocráticos (pero eso puede ampliarse en un tópico aparte). Tal proeza sólo es posible gracias al espíritu comunitario de la población de la zona.
Carhuacocha. Esta quebrada está ubicada entre los dos picos conocidos como Flerypunta. Allí hay un par de lagunillas de nombre aun no precisado (por el autor de esta nota ¡ejem!). Por conveniencia, le aplicamos aquí el nombre genérico de la zona, según figura en la Carta Geográfica Nacional, Carhuacocha (no confundir con la laguna del mismo nombre mencionada líneas antes). Pues bien, aquí hay espacio para importantes embalses. [Una visita al lugar queda pendiente, o mejor si alguien se adelanta y podemos transcribir su informe].
Huampucayán. La laguna mayor está al final de un sistema de lagunas, similar a la de Mátar (sólo que a la inversa, pues en Mátar la laguna mayor está a mayor altitud que las otra). En esta zona, de Huampucayán, hay varias lagunillas tributarias. La idea es hacerles diques a fin de aumentar sus espejos, como poniendo por doquier pequeñas tinas para recoger agua de lluvia.
Ichik Huirí. De similar conformación y potencial que la de Huampucayán.
.

No hay comentarios: